Movimiento de tierras para la construcción del terminal portuario de Chancay tiene un avance del 61.19%

Este megaproyecto se convertirá en un hub regional a efectos de redistribuir la carga a otros países cercanos como Chile, Ecuador y Colombia.

El movimiento de tierras para la construcción del terminal portuario de Chancay tiene un avance del 61.19%. Este espacio se convertirá en una de las principales puertas de entrada desde el Asia al Perú y un complemento del puerto del Callao en carga de contenedores.

Este megaproyecto, ubicado en Huaral, se convertirá en un hub regional a efectos de redistribuir la carga a otros países cercanos como Chile, Ecuador y Colombia. 

Además, este terminal permitirá descongestionar las vías de acceso al puerto del Callao, generando oportunidades para la carga proveniente del oriente y sierra central, y elevando su competitividad frente a otros mercados. 

La empresa Cosco Shipping, encargada de la obra, en coordinación con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), viene perforando el túnel que unirá el complejo de ingreso con la zona operativa portuaria. Este tiene un avance de excavación de 141.4 metros en roca en la zona operativa y de 125.9 metros en el lado del ingreso. 

El túnel tendrá 1.8 kilómetros de longitud y formará parte de un corredor vial segregado y exclusivo para el tránsito de carga relacionado a la operación portuaria. Contará con tres carriles vehiculares, dos fajas transportadoras para graneles sólidos y tuberías de graneles líquidos. Se tiene previsto culminar la excavación en un año. 

Asimismo, se sigue realizando obras en la zona portuaria como la ejecución del rompeolas principal. Además, en el complejo de ingreso se preparan las vías y la infraestructura necesarias.

Será un puerto que movilizará cargas en contenedores, a granel y rodante.  El megaproyecto está constituido por tres grandes componentes. Uno de ellos es la zona operativa portuaria, donde se realizarán las actividades portuarias. Esta comprende los muelles espigones, canales de ingreso marítimos, áreas de mantenimiento y talleres así como espacios de almacenamientos para contenedores y carga a granel y rodante.   

El segundo componente es el complejo de ingreso e incluye el antepuerto vehicular, puertas de ingreso, área de inspecciones de aduanas, oficinas administrativas y áreas de servicios logísticos y de apoyo. Se ubica hacia el este de la zona operativa a una distancia de aproximadamente 2 kilómetros. El tercer componente es el túnel subterráneo que conecta al complejo de ingreso con la zona operativa portuaria.    

La inversión del proyecto en su primera etapa asciende a US$ 1213 millones (no incluye IGV), en tanto que en su concepción final superará los US$ 3600.

Fuente : MTC

Obtenga las ultimas noticias de APAM