Puerto San Martín: “Si [Senace] rechaza la apelación no nos quedará otra que ir a arbitraje”

El Terminal Portuario Paracas, concesionario a cargo de modernizar el puerto de Pisco, está evaluando recurrir al Ciadi si Senace rechaza de forma definitiva las modificaciones de su EIA. Jorge Arce, presidente ejecutivo de la empresa, estima un perjuicio superior a los US$200 millones.

jorge-arce-tpparacasEl Terminal Portuario Paracas (TPP) —concesionario a cargo de la modernización del Puerto General San Martín de Pisco— apelará este mes la decisión del Senace de no aprobar las modificaciones de su Estudio de Impacto Ambiental (MEIA), para la construcción de dos plantas de tratamiento de agua potable y un almacén de concentrado de minerales. La empresa está evaluando iniciar un arbitraje contra el Estado peruano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi).

En entrevista exclusiva con SEMANAeconómica su presidente ejecutivo, Jorge Arce, estima que la denegación de la modificación del EIA generaría un perjuicio económico de más de US$200 millones. Si bien la autoridad ambiental ha indicado que su decisión responde a 33 observaciones, hechas por el Senace y Sernanp, TPP asegura que las observaciones contravienen los términos de referencia (TdR) del EIA y no cuestionan la creación de las plantas de tratamiento o del almacén de concentrado.

La modernización del puerto de Pisco, proyecto de US$300 millones, comprende en una primera fase la implementación de 350 metros de nuevos amarraderos y un dragado de 14 metros, que permitirá el ingreso de buques Panamax. En su último Marco Macroeconómico Multianual (MMM) el gobierno estimaba que la inversión en grandes proyectos de infraestructura se recuperaría en parte por el proyecto de remodelación del Puerto San Martín, que a febrero de 2019 ejecutó el 17% de la inversión total.

¿Por qué decidieron modificar el EIA que aprobó en el 2016 el MTC?

Cuando se aprobó el EIA aún no estaba definido el tipo de planta de tratamiento de agua potable, de planta de tratamiento de aguas residual y de almacén de concentrado de minerales. Por eso se retiró y se guardó para una modificación posterior.

¿Cómo se explica las 33 observaciones de 277 que aún mantiene el Senace?

Cuando tomamos la concesión se nos dio un área, desde ese momento hemos estado obligados de proporcionar todo lo que está en el contrato. Uno de los temas es el manejo de minerales. En ningún momento nos han dicho que hay un problema de ubicación. Las autoridades han introducido preguntas nuevas, siempre buscando la sinrazón. Nos han hecho requerimientos que están fuera de los términos de referencia (TdR).

Gran parte de las observaciones están en el fondo relacionadas a un tema de tráfico de camiones. Ellos hablan de efectos acumulativos del tráfico pese a que el impacto de la MEIA sólo añade 35 camiones diarios en el 2044, versus los 750 que están en el EIA aprobado del 2016. El impacto es totalmente marginal, mucho más va a ser el aumento de tráfico por razones particulares, por turismo, por población. Además están cuestionando el efecto del flujo vehicular en el gaviotín peruano y el gecko (especie de lagarto). Algunas de las razones que nos daban es: lo que nos están sugiriendo de mitigación no nos convence, pero yo Estado tampoco sé cómo. Entonces aplican el principio de precaución, pero no te dicen por qué. Si nos dijeran eso buscaríamos una solución. Tenemos toda la disposición para hacer lo que se deba hacer. Existen en el mundo puertos como nosotros en zonas sensibles como el Puerto Cagliari de Italia y el Puerto Punta Rincón en Panamá.

*De acuerdo a la empresa, el Sernanp utiliza Estándares de Calidad Ambiental determinados para humanos para argumentar la afectación al gaviotín y el Senace confunde al Gecko con otra especie de lagartija no protegida cuando concluye que éste vive cerca de la carretera. No obstante, han propuesto un plan de acción para minimizar los potenciales impactos en ambas especies.  

¿Con la decisión del Senace se agota la vía administrativa?

La norma dice que después de haber pasado por la reconsideración sigue una apelación, la apelación ya no lo ven los mismos técnicos sino el presidente del Senace. Él tiene la potestad de aceptar el MEIA o no aceptarlo. Si ellos dicen que no, es la última etapa. Después de eso lo único que queda es Poder Judicial o Ciadi, simplemente para proteger las inversiones hechas y los daños y perjuicios que nos causa esto.

¿Cuál es el plazo que tiene el presidente de Senace para pronunciarse?

Tenemos hasta el 23 de mayo para presentar nuestra apelación, después de eso el Senace tiene hasta fines de junio para aprobar o desaprobar el MEIA.

En el escenario que se deniegue el MEIA, ¿qué harán? ¿irán por la vía del arbitraje?

Ya empezamos a ver los costos involucrados al arbitraje. Si rechazan la apelación no nos quedará otra cosa que ir al Ciadi, lo cual no quiere decir que no iremos en simultáneo con la vía judicial. Acá vemos por las actitudes del Senace un interés de no aprobar esto por no aprobarlo, más que los tres temas técnicos presentados en el MEIA.

¿En cuánto han estimado el perjuicio económico?

Aproximadamente poco más de US$200 millones en los próximos 26 años que quedan de concesión. Se supone que al tener el almacén de concentrado, nosotros podríamos estar atendiendo a las compañías mineras que están desde el sur de Lima hasta el sur de Ica, pero también Huancavelica, Ayacucho, que es nuestro ámbito de influencia. Al no tener esto no podríamos ofrecer el servicio a estas mineras y tendrían que irse al Callao. De otro lado, las plantas de tratamiento nos ahorran costos y estrés hídrico. En esa zona, en ocho a diez años entrará en una etapa crítica. Hay horas en el día que Pisco no tiene agua, Paracas va a estar muy pronto afectada por el mismo problema.

¿Cuánto preveían invertir este año y qué pasará si no se aprueba el MEIA?

El proyecto de remodelación del Terminal Portuario Paracas prevé una inversión de US$300 millones, entre inversiones en obras y equipos comprometidos con el Estado e inversiones adicionales. A septiembre del 2019, se prevé invertir US$195 millones, de los cuales alrededor US$32 millones responden al almacén y equipo especializado para concentrados.

De acuerdo al cronograma la primera fase debía concluir a fines de septiembre, ¿eso variará con la decisión del Senace?

Eran cuatro fases originales, pero en el 2016 el Estado nos aprobó llevarlo a una sola fase que está dividida en dos entregas, una en septiembre de este año y la otra en el 2020. Las dos plantas de agua son vitales para el puerto. Si no tenemos el MEIA no lo podemos hacer y no podemos entregar, entonces los reguladores nos van a decir dónde están mis plantas. Igual va a pasar con el almacén de concentrados, que es una obra complementaria, es un sistema hermético para que no haya nada sujeto a una manipulación externa o aérea.

Obtenga las ultimas noticias de APAM