Transporte marítimo: crisis traerá alza en los precios de productos

Insostenible. Los costos del flete han presentado un incremento sostenido a nivel mundial. Un contenedor desde la China le cuesta al importador hasta US$ 20.000.

El transporte marítimo afronta una gran crisis con la escasez de los contenedores y el alza en el flete y un dólar elevado. Los efectos aún no se reflejan a un 100%, pero ya se asoman y se vaticina un escenario incierto.

Disrupciones

Moisés Woll, presidente de la Asociación Marítima del Perú (Asmarpe), explicó que la coyuntura del transporte marítimo obedece a las disrupciones del mercado por la pandemia. La rápida reactivación de las economías desencadenó un incremento en la demanda de los productos, puesto que los países importadores agotaron sus stocks.

“Empezaron a reponer sus stocks mediante nuevas órdenes de compra. El patrón de consumo cambió y hubo una mayor demanda de productos de importación que causó una ola de pedidos, pero la capacidad instalada de buques no fue suficiente para atenderla”, detalló Woll a La República.

Escasez de contenedores

Estos recipientes son una de las claves en el tema. Woll comentó que “si bien las navieras no dejaron de operar, sí tuvieron que reajustar sus servicios para adecuarse a las limitaciones ocasionadas por la COVID-19″, como el cierre y congestión de puertos en China (alberga a 7 de los puertos de contenedores más grandes del mundo).

“Los contenedores tenían una rotación de 60 días —ida y vuelta— y 10 días más para el descargo. Pero aumentaron los días por las medidas sanitarias. Al estar rotando más lento, se ponen más de estos en la flota, pero quienes los fabrican estaban en cierre. Esto finalmente terminó por quitar predictibilidad a las fechas de las recaladas”, anotó el representante de Asmarpe.

Pese a esta situación, en el Callao el volumen de carga de contenedores de importaciones de enero a julio del 2021, con respecto al mismo periodo del año pasado, va de la siguiente manera: Asia a Perú, 48% más; de EE. UU. al Callao hubo un 17% de incremento; mientras que desde el Viejo Continente hacia nuestro país se presentó un 35% de crecimiento.

Fuente : La Republica