Una nueva solución basada en el hidrógeno permitirá superar los objetivos de reducción de carbono de la OMI

El concepto se basa en una combinación del combustible del buque, que sería el gas natural, con vapor para la producción de hidrógeno y CO2.

La sociedad de clasificación Rina, junto a ABB, Helbio, el Registro de Liberia, Wärtsilä y una compañía energética de renombre han unido esfuerzos para el desarrollo de una solución que utilizará el hidrógeno como combustible y permitirá superar los objetivos del 70% de reducción de carbono de la Organización Marítima Internacional para 2050.

Todo ello, explican los participantes en el proyecto, sin la necesidad de grandes inversiones en infraestructura y garantizando a la industria marítima una solución baja en carbono en un tiempo menor del esperado.

Las dificultades y costes asociados con la producción, distribución y almacenamiento del hidrógeno a bordo de los buques suponen todo un desafío para su utilización como combustible. Sin embargo, el sistema propuesto permitiría producir el hidrógeno a bordo y utilizar GNL, cuya disponibilidad es mayor, para alcanzar los objetivos de la OMI más fácilmente.

El concepto se basa en una combinación del combustible del buque, que sería el gas natural, con vapor para la producción de hidrógeno y CO2. El hidrógeno se utilizaría posteriormente en  motores de combustión internos o pilas de combustible, sin necesidad de que haya un sistema de suministro y almacenamiento a bordo.

El CO2, por su parte, sería licuado por la corriente criogénica de GNL, que se usaría como combustible, y se almacenaría a bordo para su posterior eliminación en tierra. El equipamiento necesario puede ser fácilmente instalado en la cubierta de un buque comercial y la duración del periodo de transición dependerá del propietario. 

Únicamente es necesario realizar el bunkering de GNL y una vez que se vaya incrementando la producción de hidrógeno, el consumo de metano y las pérdidas asociadas se irían reduciendo en la misma medida. Este concepto revolucionario podría impulsar la transición gradual del GNL al hidrógeno sin una gran transformación tecnológica a bordo.

Fuente : Cadena y Suministro