INTERNACIONALES

APM Terminals presenta una solución de monitoreo para detectar problemas antes de que afecten a las operaciones

En primera instancia se aplicará en 11 terminales que estarán en funcionamiento a fines de este año.

APM Terminals comenzó el despliegue global de una solución avanzada de monitoreo de aplicaciones, que tiene la capacidad de detectar problemas de desempeño antes de que comiencen a impactar negativamente las operaciones.

La solución garantizará la continuidad del negocio, mejorará la eficiencia del terminal y protegerá la consistencia, al asegurar que las aplicaciones operen con la velocidad en la que se supone que deben hacerlo. Además, evitará que los problemas menores se combinen para causar uno mayor.

El gerente de Capacidad Global de APM Terminals, David Pickup, aseguró que la solución proporciona “el mismo nivel de servicio que normalmente sólo prestan las empresas de tecnología de la información avanzadas”.

Antes de la nueva solución de monitoreo, APM Terminal se confiaba en la monitorización básica ofrecida por proveedores del sistema operativo de terminal estándar global (TOS) Navis de la empresa. Ahora, los equipos de soporte de TOS de la compañía y el Centro Global de Capacidades Centrales o GC3 (Global Core Capability Centre, en inglés), están estableciendo una nueva capacidad de monitorización de aplicaciones que combina tecnologías Riverbed y Elastic.

Así es como, en lugar de simplemente monitorear puntos aislados, la solución monitorea el rendimiento de extremo a extremo, incluyendo código, arquitectura de aplicaciones, servidores, espacio en disco, bases de datos, puntos finales de usuario, entre otros. Además, los datos se introducen en un tablero central, que es monitoreado las 24 horas del día y los siete días de la semana por el Centro de Mando y Control global de Maersk en el Reino Unido, y el equipo de soporte de GC3.

Pickup explicó que el tablero de instrumentos funciona con un sistema simple de semáforo. “Verde significa que no se detectan problemas. Las banderas de color ámbar tienen el potencial de impactar el negocio (…) Y las banderas rojas indican que el problema probablemente ya está afectando nuestras operaciones”, dijo.

Uno de los objetivos es que, si se detecta un incidente en una terminal, la compañía puede identificar rápidamente si esto afectará a otra terminal y tomar las medidas necesarias. “Si se requiere un parche para un terminal, podemos comprobar inmediatamente qué otros terminales están utilizando el mismo sistema, y aplicar el parche de forma proactiva a todos estos terminales”, añadió Pickup.

En primera instancia la solución se aplicará para 11 terminales y estará en funcionamiento a fines de este año. Se espera que todos los terminales de la compañía sean incluidos en 2020.

Por MundoMarítimo

Obtenga las ultimas noticias de APAM