INTERNACIONALES

Armadores chinos sugieren postergar la aplicación de IMO 2020, debido a efectos del coronavirus

Señalan que ayudaría a las navieras a aliviar la carga financiera producida por la epidemia.

La asociación de armadores de China sugirió a las autoridades chinas en Beijing detener la aplicación de la normativa de IMO 2020 durante unos meses para reducir la carga financiera que supone al sector la propagación del coronavirus. El vicepresidente de la CSOA, Zhang Shouguo, dijo que la norma también es un factor en la posible escasez de combustible bajo en azufre que coincide con el impacto de la epidemia de coronavirus, informó LLoyd’s List.

La Asociación de Armadores de China (CSOA) propuso romper las restricciones al contenido de azufre en el búnker en el país como parte de los esfuerzos para sacar a las navieras de la situación impuesta por el coronavirus.

La organización, que cuenta con más de 200 empresas integrantes, entre las que se encuentran Cosco Shipping y China Merchants, señala en una propuesta las autoridades en Beijing que se debería considerar un aplazamiento temporal de la normativa IMO 2020 según las cual los buques deben utilizar los combustibles más costosos, pero más limpios, con un contenido de azufre no superior al 0,5%.

“En este período especial, ¿podría China postergar este ajuste técnico aunque sea por unos meses o bien, aceptar los informes de no disponibilidad de fuel?”, consultó la asociación al poder central, agregando que varios países, incluyendo Grecia, Filipinas e Indonesia, han hecho sugerencias similares desde la aplicación de la normativa el 1 de enero de este año.

La asociación ha tenido en cuenta una posible escasez de provisiones de fueloil bajo en azufre en China como resultado del impacto del virus, dijo el vicepresidente de la CSOA, Zhang Shouguo, a Lloyd’s List. “Además, el negocio de los armadores se ha visto gravemente perturbado y con un aumento de los costos”, señalaron desde la asociación.

Consultado sobre el alivio de quemar búnker más barato también se debiese aplicar a los buques extranjeros que recalen en China, Zhang indicó que correspondía al gobierno decidir los detalles.

El virus que se está propagando, está cobrando un gran número de víctimas en la economía de China, incluido su sector logístico y naviero, con un volumen de carga cada vez menor, un tránsito portuario obstruido y marinos varados, entre otros desafíos.

La suspensión del límite de azufre se encuentra entre una serie de otras medidas, como la reducción de impuestos, las subvenciones gubernamentales y la ampliación de los préstamos bancarios, que son recomendadas por la asociación para reducir la creciente presión financiera sobre las navieras.

Preocupación por la imagen internacional

Fuentes de la industria dijeron que ya se ha planteado una idea para detener el requisito de emisión durante 12 meses en China durante una reunión la semana pasada entre la CSOA y docenas de figuras de alto nivel dentro de la comunidad marítima china.

Sin embargo, dos investigadores del Instituto de Transporte Marítimo Internacional de Shanghái, grupo de expertos respaldado por el gobierno chino, no se manifestaron de acuerdo.

Una infracción unilateral contra una convención internacional dañará la imagen de China a los ojos de los países extranjeros, mientras que el efecto real de la medida en la reducción de los costos es limitado, sostuvieron Xu Kai y Peng Yiquiang en un artículo.

“Por otra parte, detener el límite de azufre conducirá directamente a la pérdida de la pole position que nuestro país ha construido en la cadena de suministro de LSFO”, añadieron. “Si otros hubs de búnker en Asia establecen la capacidad de suministro en los próximos seis meses, la falta de ventaja de nuestro país en la industria de servicios marítimos continuará”.

Los gigantes petroleros chinos, como Sinopec y PetroChina, han estado intensificando sus esfuerzos en la producción nacional de LSFO, tras haber visto la oportunidad de un aumento del apetito por los combustibles conforme a norma. Beijing también aprobó recientemente una política de reembolso de impuestos que proporcionará incentivos a las refinerías, así como a los puertos búnker locales como Zhoushan.

Sin embargo, una relajación en el límite de azufre, presumiblemente daría un golpe a la demanda de LSFO. Zhang dijo que su asociación seguía consultando con los miembros pero que tenía previsto presentar la copia oficial de la recomendación durante esta semana, argumentando que los acuerdos internacionales también deberían considerar un caso de fuerza mayor.

“La decisión sobre si tener o no la discusión con la OMI, así como sobre muchas de nuestras otras sugerencias está en manos del gobierno”, reafirmó.

Por MundoMarítimo

Obtenga las ultimas noticias de APAM