INTERNACIONALES

Maersk Line vuelve poco a poco a la normalidad tras el ciberataque

Se calcula, que al menos 82.500 TEUs se han visto afectados, lo que implica una cantidad alrededor de los 67.500 millones de dólares.

Después del ciberataque sufrido hace unos días, Maersk Line ha confirmado que su web vuelve a estar activa de nuevo, por lo que sus clientes pueden ya realizar las reservas correspondientes o consultar sus itinerarios. Aún están trabajando para que la totalidad de servicios estén disponibles, como el de rastreo.

Además, desde la naviera han indicado que todas las reservas que se hayan realizado de forma manual han sido registradas de forma correcta y segura, aunque no puedan consultarse, y han indicado que aún es posible realizarlas a través de los servicios de gestión EDI o InttraActualmente, todos sus buques están operativos, al igual que las terminales que gestiona, salvo una, y es posible importar y liberar carga de exportación.

El ataque tenía potencial suficiente para llevar a un estado de caos a cualquier cadena de suministro global, pudiendo extenderse más allá de Maersk, APM Terminals y sus clientes, según ha informado la empresa especializada en seguridad marítima CyberKeel.

Consecuencias del ataque informático

Todas las líneas de contenedores del grupo se vieron afectadas, incluidas las de Safmarine, Seago, MCC Transport y Sealand, lo que supone un volumen de 3.300 TEUs y unos ingresos de 2.700 millones de dólares (2.378 millones de euros) cada hora.

Se calcula, que al menos 82.500 TEUs se han visto afectados, lo que implica una cantidad alrededor de los 67.500 millones de dólares (59.466 millones de euros), entre envíos atrapados en puertos y buques, así como reservas perdidas.

Además, otras líneas de contenedores han sufrido el ciberataque por extensión, ya que contaban con contenedores a bordo de buques de Maersk que no han podido ser descargados a tiempo, o utilizaban las instalaciones de APM Terminals. Incluso las terminales de terceros han estado acumulando contenedores que no podían enviar.

Podría haber decenas de miles de cargadores afectados y algunos de ellos incluso han intentado gestionar sus reservas con otras navieras, pero al ser temporada alta, no contaban con espacio suficiente en los buques.

Debilidad de la industria marítima

Lo sucedido pone de manifiesto la debilidad de la industria marítima en el ámbito digital, no por el hecho de que el grupo danés no garantice la suficiente seguridad a sus clientes, sino porque es necesaria una mayor capacidad de adaptación a los sistemas digitales, como explican desde CyberKeel.

No se trata de diseñar un sistema y después incorporar la seguridad, sino de trabajar en este aspecto desde el principio, de forma paralela al desarrollo del sistema, aunque sea más costoso.

Fuente : Cadena y Suministro

Obtenga las ultimas noticias de APAM