INTERNACIONALES

Navieras vs expedidores: la batalla por la confiabilidad de las cadenas de suministro

La delicada sincronía de los servicios de expedidores y su sustento en el soporte naviero.

El transporte marítimo se ha vuelto cada vez más confiable, gracias a que la contenerización, el transporte intermodal, el doble apilamiento y los buques de cada vez mayor tamaño han reducido el costo de traslado de bienes. Paralelamente, como la era de la información ofrece datos de manera casi instantánea, la alta manufactura puede incluir en la negociación de contratos la cotización de tarifas de fletes y la programación de envíos entrantes y salientes. Todo esto permite a las empresas utilizar los sistemas Just-In-Time y Lean Manufacturing para producir a precios competitivos sin perder rentabilidad.

Sin embargo, según un reporte de Xeneta, todo esto solo funciona porque los 3PL y 4PL pueden confiar en que las navieras pueden movilizar contenedores en un horario confiable y a un costo económico. Esa confiabilidad permite que el fabricante y el comprador igualen la producción y el consumo, lo que minimiza los costos financieros y de stocks. Si los bienes cuestan menos; los consumidores compran más, y desde el fabricante al consumidor, todo el sistema se beneficia, pero la primera etapa siempre es movilizar los contenedores de manera confiable.

Sin embargo, a medida que más y más empresas modifican su manejo de la cadena de suministro a Just-in-Time en la producción, control de inventario y entrega, las navieras son cada vez menos capaces de hacer las entregas a tiempo.

Tarifas vs confiabilidad

Unos días de retraso o una navegación cancelada son críticos para un fabricante de automóviles u otro que necesite una determinada pieza o materia prima para comercializar sus propios productos.

Los expedidores afirman que, si bien las tarifas son importantes, la fiabilidad de la naviera y la velocidad de tránsito pueden serlo igualmente, aunque sus acciones parecen indicar lo contrario. En casi todos los casos, los expedidores lucharán contra un GRI (General Rate Increase), pero simultáneamente se quejan de tiempos mayores de tránsito y por niveles de servicios deteriorados, oponiéndose con vehemencia a cualquier red o “alianza” de servicios de líneas que prometen horarios de tránsito y horarios fiables.

Aunque recientemente Hapag Lloyd y Yang Ming informaron ganancias del Q3 2017, muchos otras no tienen el soporte financiero para poder esperar a que se fortalezcan las tarifas de fletes, y han decidido cancelar algunos itinerarios como respuesta al reciente descenso de las tarifas.

Aunque un retraso de días o una navegación cancelada es crítica para una empresa automotriz u otra empresa manufacturera que necesita una determinada pieza o materia prima para lanzar sus propios productos al mercado, no tiene ningún efecto sobre cómo las navieras valoran la fiabilidad: “un viaje que nunca comienza no puede llegar tarde, ni a tiempo”. Sin embargo, el efecto sobre las cadenas de suministro es claro: al mostrar a una naviera como mucho menos confiable.

La cadena de suministro y la confiabilidad

Atrás quedaron los días en que el mundo del transporte marítimo era estandarizado. Las compañías actuales tienen necesidades específicas y esperan un plan SCM (supply chain managment) que se adapte a sus circunstancias para que puedan planificar y administrar sus negocios de la forma más eficiente.

Muchos 3PL’s-4PL’s revisan requisitos, capacidad, comunicaciones e indicadores clave de rendimiento de sus clientes cada 120-180 días para integrar las capacidades y condiciones actuales del mercado, con el fin de proporcionar un servicio sin comprometer la satisfacción de los requerimientos de sus clientes. Por ello, las salidas canceladas y la permanencia de los contenedores en los muelles no son nada positivas.

La expresión “una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil” calza perfectamente para la actual batalla entre navieras y expedidores por las cadenas de suministro, donde lo que realmente importa es si es que “¿el cliente obtuvo lo que quería, en el momento y forma en que lo quería?”

Para Xeneta, las preguntas clave que todos los expedidores/BCO deben hacerse son:

¿Cómo puedo, como expedidor/ BCO, tener siempre la última información, permanecer en el mejor mercado y saber siempre cómo se mueven las tarifas?

¿Cómo pueden las tarifas de transporte de contenedores afectar mi flujo de carga y confiabilidad?

¿Por qué contar con información precisa del mercado sobre la tarifa de transporte de contenedores a pedido garantizará que mi carga llegue a tiempo?

¿Qué tipo de contratos con mi proveedor me permitirán obtener la tarifa más competitiva, pero también llevar mi carga al destino a tiempo?

Fuente : Mundo Maritimo

Obtenga las ultimas noticias de APAM