INTERNACIONALES

Puerto Rosario apuesta por el crecimiento de su actividad en los próximos cuatro años

Actualmente, el puerto moviliza 35.000 TEUs al año y 2,7 millones de toneladas de carga a granel

El gobernador de la provincia argentina de Santa Fe, Miguel Lifschitz, recorrió el 11 de febrero las instalaciones del Puerto de Rosario, donde aseguró que la provincia “quiere jugar fuerte para lograr en los próximos 4 años un gran crecimiento de la actividad, que genera empleo y desarrollo económico, abarata costos y fletes de muchas empresas y productores santafesinos y de otros puntos del país, y es una excelente oportunidad para la ciudad”.

En la actualidad, el puerto tiene un movimiento de contenedores que alcanza los 35.000 TEUs anuales, y 2,7 millones de toneladas de carga a granel, a través de los muelles del terminal multipropósito; y emplea a 1.000 trabajadores.

Terminal Puerto Rosario (TPR) le adelantó a Lifschitz que trabaja en la puesta en marcha de un plan de desarrollo con el propósito de mover 350.000 TEUs por año y 25 millones de toneladas anuales de carga a granel. Eso implica ampliar capacidad de almacenamiento de líquidos y sólidos, y contar con una playa de estacionamiento para automotores, que permita a las empresas automotrices exportar desde la terminal de Rosario. “Fue un encuentro muy provechoso en el que le explicamos al gobernador el camino recorrido hasta acá y los futuros pasos que TPR va a dar, y comprometió un apoyo incondicional”, indicó Gustavo Nardelli, presidente de TPR.

“Queremos acompañar y ser socios del Puerto de Rosario, ya sea en las gestiones ante el gobierno nacional, como en el apoyo para atraer a potenciales clientes y quedarnos con cargas importantes de distintos puntos del país”, afirmó ante integrantes de la concesionaria Terminal Puerto Rosario (TPR) y dirigentes del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa). También participaron de la recorrida el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay; el secretario de Transporte, Pablo Jukic; y el titular del Ente Portuario Puerto Rosario (Enapro), Ánagel Elías.

Lifschitz también apuntó la necesidad de “recuperar la relación del puerto con la ciudad. Esto no tiene que ver con la operatoria, sino con el puerto como hito urbano para Rosario. Conversamos con los concesionarios sobre cómo mejorar la imagen, reubicar algunas actividades e instalaciones que están muy deterioradas, para poder mostrar un puerto moderno y tecnificado, que está desarrollándose para ser un actor importante en el siglo XXI”.

Específicamente sobre las zonas francas de Paraguay y de Bolivia, el gobernador señaló que se trata de “dos lugares abandonados y sin uso desde hace años. Junto con la intendenta Mónica Fein vamos a hacer fuertes gestiones para recuperar esos dos espacios y darle el uso que corresponde”.

“Estoy gratamente sorprendido porque hacía un tiempo que no visitaba el puerto y por primera vez, después de haberlo recorrido muchas veces en todos estos años, veo que empieza a convertirse en un puerto moderno de cargas generales, que es lo que siempre soñamos para el desarrollo futuro de este terminal portuario. Hay una empresa operadora que está haciendo las inversiones necesarias, una operatoria que viene creciendo y estamos recuperando la confianza de los clientes que se habían perdido, con un plan muy importante para los próximos años”, detalló.

“Estamos compitiendo con los puertos de Zárate, Buenos Aires y Montevideo -recordó el gobernador-, y es un negocio donde hay que ganar carga y competir en eficiencia y calidad de servicio con los otros. En eso la provincia puede jugar un rol importante”.

Fuente: Punto Biz, Argentina

Obtenga las ultimas noticias de APAM