INTERNACIONALES

EE.UU. llama a declarar a los primeros espadas de los armadores de línea

Investiga prácticas para fijar precios en la industria del contenedor

IÑAKI CARRERA 22/3/17 – (Linkedin España)

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha ordenado a los primeros ejecutivos de las principales navieras de línea del mundo que testifiquen en una investigación antimonopolio abierta a la industria del contenedor, según publica ‘Marine Link’.

La danesa Maersk Line, el armador de contenedores más grande del mundo, la suiza MSC, la segunda en el TOP mundial, la alemana Hapag Lloyd, la taiwanesa Evergreen, y la naviera con sede en Hong Kong OOCL (Orient Overseas Container Line), han confirmado que sus CEOs están entre los ejecutivos llamados a declarar por el Departamento de Justicia.

Aunque se desconocen los detalles de la operación, OOCL señaló que la citación “requiere la presentación de documentos”.

Las citaciones fueron entregadas durante un encuentro de los primeros espadas de la industria marítima celebrado en San Francisco la semana pasada. Estos ejecutivos son miembros del Consejo Internacional de Operadores de Portacontenedores, conocido en el sector como el Club del Contenedor (‘Box Club’).

Estamos llevando a cabo una investigación y, por el momento, no podemos dar detalles adicionales”, confirmó un portavoz del FBI en San Francisco a Reuters el pasado jueves.

Los armadores de línea, que son la columna vertebral del comercio internacional, han intentado reducir sus costes estableciendo alianzas para compartir barcos y puertos de escala. Los críticos aseguran que estas alianzas podrían provocar una reducción de los servicios y un aumento de los precios para los cargadores.

Esta investigación podría derivar en cuantiosas multas económicas para los armadores de portacontenedores

La investigación de EE.UU. no es la primera sobre el negocio del contenedor. En concreto, la CE y Sudáfrica han examinado las prácticas tarifarias de los armadores de línea, que aún siguen luchando contra el peor desplome de los fletes desde la crisis de 2008 y han sido testigos de la bancarrota de competidores debido a la sobrecapacidad y al lento crecimiento económico mundial.

La naviera surcoreana Hanjin fue declarada en bancarrota en febrero después de suspender pagos en agosto de 2016 con un pasivo de 4.000 millones de dólares, lo que generó el pánico en toda la industria.

Estas investigaciones podrían derivar en cuantiosas multas económicas para los armadores. En julio del pasado año, los reguladores de la UE aceptaron una oferta de Maersk y otras 13 compañías para cambiar sus prácticas tarifas y así evitar posibles sanciones.

Por su parte, anteriores investigaciones del Departamento de Justicia de EE.UU. sobre fijación de precios en la industria marítima terminaron en acusaciones contra varios ejecutivos.

“Estas investigaciones se han convertido en el pan de cada día del negocio”

Un analista de Sydbank citado por Reuters subrayó que estas investigaciones “se han convertido en el pan de cada día del negocio, y los armadores de línea tienen que tomárselas muy en serio, dado los riesgos que corren”.

Lo grave del asunto es que estas investigaciones de los reguladores deriven en una legislación más restrictiva. La industria necesita cooperación y alianzas. Por lo tanto, si se limitan las posibilidades de formar alianzas para la consolidación del sector, será aún más difícil lograr una industria más rentable”, añadió.

EE.UU. está preocupado por el hecho de que las nuevas alianzas entre los principales armadores, que ostentan el 75% de la capacidad de la flota de portacontenedores del mundo, pueda limitar la competencia y perjudicar a los importadores y exportadores.

Maersk Line y Hapag Lloyd confirmaron que habían recibido citaciones en relación a una investigación que afecta a la industria marítima del contenedor.

Portavoces de ambas compañías señalaron que las citaciones no formulan acusaciones específicas y que los armadores cooperarán sin reservas con las autoridades.

Hapag Lloyd añadió que la investigación no afectará a la adquisición de UASC (United Arab Shipping Company).

Las acciones de Hapag Lloyd bajaron el pasado jueves un 6%, hasta los 28,5 euros, y las de Maersk Line un 3%, hasta las 11,390 coronas danesas.

OOCL y Evergreen también confirmaron que estaban siendo investigadas. “OOCL ha recibido una citación de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia de EE.UU. requiriendo la presentación de documentos. OOCL piensa cumplir totalmente con las instrucciones de la citación”, señaló el armador.

Por su parte, un portavoz de Evergreen subrayó que “estamos cooperando con las autoridades en este asunto. Nuestra política es dirigir la compañía conforme a la aplicación de las leyes de la competencia”.

Limitación de la competencia

Los temores de que se produzcan prácticas limitadoras de la competencia han hecho mella en el Departamento de Justicia después de que varios armadores buscasen la aprobación de la Comisión Federal Marítima para constituir los consorcios marítimos ‘The Ocean’ y ‘The Alliance’, que echarán a andar en el mes de abril. La otra alianza en juego es la 2M de Maersk Line y MSC.

Los miembros de The Ocean son CMA CGM, APL, China Cosco Shipping, Evergreen y OOCL. Por su parte, The Alliance está integrada por Hapag Lloyd-UASC, Yang Ming Marine, Mitsui Osaka Lines, K-Line y NYK Lines.

En una carta a la Comisión Federal Marítima (FMC) en septiembre, Renata Hesse, adjunta al Fiscal General de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia, instó a la FMC a que prohibiera o demandara cambios en el acuerdo alcanzado por los armadores miembros de The Ocean Alliance.

“Los miembros del acuerdo propuesto están tratando de emprender actividades conjuntas que probablemente van a reducir la competencia y que también podrían ser irregulares con la legislación marítima de EE.UU.”, apuntó en la carta publicada en la página web del Departamento de Justicia.

Obtenga las ultimas noticias de APAM